Sonríe

Noviembre del 2011

El otro día me quedé pensando en el valor de una sonrisa:

El chico de la tiendecita de la esquina me había hecho sonreír y no era por su belleza, sino por el trato. Y esa sonrisa me duró tras salir de la tienda, me duró en el camino de vuelta a casa, me duró mientras subía las escaleras, y solo se me borró cuando llegué y mi padre me dijo: “¿Por qué sonríes como una boba? No te quedes ahí pasmada, ponte el abrigo de nuevo que vamos al médico y después a comprar, antes de que te vayas a la academia de idiomas”. Por lo tanto, son los padres los primeros que nos hacen sonreír cuando nacemos, pero también los primeros en borrarnos esa sonrisa. No es su culpa, así se lo enseñó esta sociedad egoísta, que envidia a la gente feliz y trata de que deje de serlo.

En nuestro mundo actual, lleno de ruido, de estrés, de prisas…nadie tiene tiempo para sonreír, ni ganas. ¿Tiempo? Pues sí, para sonreír hay que invertir tiempo y energía.

Es por esto que debemos marcarnos un punto si le sacamos una sonrisa a alguien.

Sin embargo, no todas las sonrisas son iguales, de ninguna manera. Valen más las sonrisas desdentadas, las de los adultos y las que duran en el tiempo. Porque, además de no sobrarnos el tiempo, nos sobra vergüenza por todas partes: nadie sonríe a menos que se acabe de hacer un blanqueamiento dental o le acaben de quitar el aparato.
¿Y qué hay de las sonrisas de cortesía? Esas no valen nada. Son como las plantas de plástico: son bonitas, pero no sirven para nada. Además, no se contagian, otra virtud importantísima de las sonrisas.

Por todo ello, el chico de la tienda puede marcarse un par de puntos: uno por sacar una sonrisa duradera y otro, por hacerlo sin intención aparente.

Dicho esto…..¡SONRÍE, MALDITA SEA! El Sol sigue ahí, estás vivo y esa vida que tienes dura poco (dos días, como se suele decir). Así pues, exprime tus dos días al máximo, porque un día sin sonrisa es un día perdido

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s