La Muerte

Enero del 2012

Es curioso cómo afecta la muerte a las personas. Y es que cuando somos pequeños se mueren los abuelos, los tíos abuelos, los vecinos… después crecemos y maduramos, aprendemos que la gente muere, que es el ciclo de la vida, que no hay nada que pueda evitarlo. Y sin embargo, después de todo ese proceso de asimilación, seguimos sin aceptarlo de alguna manera. Seguimos sin comprender que la gente se va, que debe pasar así, que es algo normal y natural. Es curiosa esa confianza ciega en la ciencia y en los médicos, como si pudiesen detenerla. Tiene sentido que sea el subconsciente infantil, que aún no ha crecido. Que aún no ha aprendido a entender que las personas a las que quiere no duran para siempre. Que todo se acaba, que “ésto también pasará” como decía el anciano del cuento El Anillo del Rey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s