Cobayas humanas

Agosto del 2011

Buenos días por la mañana. Aquí mis queridos especímenes adultos ingieren una serie de tostadas rociadas con grasas saturadas. Hoy el tema de conversación no dista mucho del de ayer por la noche, ahora sin embargo, en vez de cables USB hablan de e-mails. Al Señor Calderón no le llegan los correos de mi señor padre. La verdad, no me extraña, puesto que es casi misión imposible que realice una operación relativamente sencilla en Internet antes de que se desespere. Al menos en los cuadros de Excel es el rey. ¡Mira tú por donde!, la conversación ha virado hacia los radares y el límite de velocidad. Por lo menos he podido comprobar que no son monotemáticos. O tal vez sea una técnica de despiste, puesto que, cinco minutos más tarde, han vuelto a los aparatos electrónicos, tratándose ahora de un aparato que ioniza tu piel en la ducha. ¡Qué curioso! Y yo sin saber que los iones son beneficiosos para la salud, lo que hay que oír.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s