Aprender y desaprender

Enero del 2013

Aprendí a querer. Y cuando se fue ella tuve que desaprender. Desaprender los te quiero, los te echo de menos y los eres increíble. Y ahora aparece otra ella. Una ella diferente, nueva y flamante. Y había desaprendido a querer tan bien tan bien, que me costó el doble aprender otra vez.
Yo no lo sabía, pero cada vez costaría más esto del reaprendizaje. Por eso, cuando me fuí haciendo mayor ya no quise aprender ni desaprender más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s